Español
Lunes 19, marzo, 2018

Libro: Historia necesaria del Banco Central de la República Argentina


Coords: Marcelo Rougier y Florencia Sember

Presentación del libro: "Historia necesaria del Banco Central de la República Argentina"

Miércoles 4/4, 18 hs. EXPO EFI, Hotel Hilton (CABA), con Marcelo Rougier, Florencia Sember, Andrés Lajer y Pablo López.

Lunes 30/4, 18,30 hs. Feria internacional del Libro de Buenos Aires (Sala Sarmiento) CABA, con Marcelo Rougier y Florencia Sember.

 

La cuestión monetaria en Argentina es una parte indisoluble de su historia económica, subordinada al régimen de acumulación, a las pujas políticas y al devenir del sector externo. La vinculación entre la moneda, la estructura productiva y las características de la inserción internacional ha tenido diferentes modalidades en las distintas etapas de la historia del país, con la presencia permanente de ciclos y cambios bruscos en la configuración de sus instituciones financieras.

La historia del Banco Central de la República Argentina, puntualmente relatada en los capítulos de este libro, refleja bien esas encrucijadas a la par de vaivenes políticos e institucionales. Producto de profundas investigaciones de un conjunto de meritorios autores, historiadores y economistas, se pone aquí el acento en la vinculación del organismo con las actividades productivas al abordar los diferentes matices de ocho períodos diferentes como institución y su relación con los gobiernos, las políticas económicas y el sistema bancario y financiero.

Desde las medidas anticíclicas de su primera etapa –el BCRA fue fundado en 1935– pasando por su nacionalización y utilización como banca de fomento para el sector industrial, hasta una vuelta a modelos más ortodoxos sin abandonar totalmente su rol de impulsor del desarrollo, hay un itinerario apasionante en el que hubo varias modificaciones de su Carta Orgánica. La preeminencia de políticas neoliberales frente al proceso inflacionario llevó en la década de 1970 a la liberalización del sistema financiero y en la de 1990 transformó al Banco, como antes de su creación, en una especie de Caja de Conversión al fijar el valor del peso en una relación igualitaria con el dólar, lo que provocó en ambos casos profundas crisis que estallaron en 1981 y 2001.

Con los inicios del siglo XXI, la institución siguió su curso serpenteante, retomando rumbos de intervención activa en la economía. Pero con los últimos cambios gubernamentales, se dio nuevamente la prioridad a políticas de metas por inflación para intentar garantizar la varias veces frustrada estabilidad del peso, abandonando cualquier perfil productivo. Este libro, de lectura necesaria como lo indica su mismo título, nos permite examinar en profundidad los avatares de la moneda y del sistema monetario en Argentina, a través del rol decisivo para todos sus ciudadanos de una institución que debe velar sobre ellos en beneficio del conjunto de la sociedad. Nuestro país vive más que muchos otros el fenómeno inflacionario y la cuestión del endeudamiento externo, que limitan su capacidad productiva y ponen un freno al crecimiento. La moneda no es neutra, como ciertas teorías económicas lo sugieren, y el Banco Central cobra un fuerte protagonismo en la economía argentina, que aquí se refleja en una pluralidad de visiones sobre su funcionamiento.

Mario Rapoport

Profesor emérito de la Universidad de Buenos Aires