Español
Miercoles 20, noviembre, 2013

Claves para repensar el agro argentino


La disrupción tecnológica, productiva y organizacional shumpeteriana, tradicionalmente aplicada al ámbito industrial, tiene ahora lugar en las actividades relacionadas con el uso del suelo replanteando la forma de funcionamiento de la actividad (una agricultura industrializada y bajo contrato), el perfil empresario (las empresas de producción agropecuaria, los contratistas de servicios), el rol de la tecnología aplicada a los recursos naturales (nuevos paquetes tecnológicos que desplazan la frontera productiva), el uso de granos como insumos alimenticios, energéticos e industriales (lo biológico como materia prima industrial en el marco de la naciente bio-economía) y la re inserción en el comercio mundial (en las cadenas globales de valor), es decir, lo que se consideraba el sector agropecuario tradicional ya no es ni tan tradicional, ni tan agropecuario. Como es de esperar, una actividad que triplica su producción en unas pocas décadas, invita a reflexionar sobre la actual y potencial relación con el resto de la economía y la sociedad.  

Compartir: