NOTA DE COYUNTURA POR OSVALDO KACEF

15 Ago 2019

Autor/res: Kacef, Osvaldo

Informe Nro 4 sobre el IPC 


Confirmando la tendencia decreciente que venía observándose en los últimos meses, el índice de precios al consumidor registró un aumento de 2,2% en el mes de julio, de 25,1% en los primeros siete meses del 2019 y de 54,4% en los últimos doce meses. Tal como se había observado en junio, en el mes de julio se observó nuevamente una aceleración de los precios de los productos estacionales, en tanto que desaceleraron su crecimiento tanto los precios de los bienes que componen la inflación núcleo como los precios regulados.

En los últimos doce meses, los mayores incrementos observados correspondieron a Comunicaciones, Salud, Bienes y servicios varios y Alimentos. Este último rubro registró un incremento acumulado algo superior al 58% y constituye uno de los elementos que contribuyen a explicar el incremento de los indicadores de pobreza. 

En nuestro comentario sobre el IPC del mes de junio finalizamos diciendo que “en la medida en que no se altere la estabilidad que ha mostrado el mercado de cambios recientemente, la tasa de inflación podría continuar desacelerándose en la segunda parte del año”. Los movimientos que registró el mercado de cambios en la última semana, sin embargo, convierten este comentario y la percepción de una tendencia decreciente en los índices de inflación en una noticia desactualizada. Parece aventurado arriesgar a esta altura una estimación del impacto que el aumento del tipo de cambio tendrá sobre los índices de precios, entre otras cosas porque es difícil predecir la evolución futura del primero. No obstante, si es posible prever que la tendencia declinante se habrá interrumpido por al menos los próximos dos meses, en los que cabe esperar incrementos significativamente mayores a los observados recientemente. En el mismo sentido, teniendo en cuenta que se trata de bienes comerciables internacionalmente, se puede prever que el mayor ritmo inflacionario se sentirá con particular crudeza en el precio de los alimentos y esto dará lugar a un deterioro de los indicadores de pobreza superior al esperado hasta ahora.


Informe elaborado el 15/08/2019.


Compartir